jueves, 30 de diciembre de 2010

Visceras.



"A veces todo lo que toco yo lo rompo, jodo o lo derramo,
a veces pierdo y tantas gano,
a veces lloro pero te aseguro
que yo normalmente..."










Ya pasará.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

The dreammaker’s gonna make you mad.






Justo ahora, voy a inspirar hondo, voy a llenar mis pulmones de aire limpio y voy a contar hasta diez. Los problemas y las malas sensaciones van a pasar a través de mí, no pienso dejar que me afecten. Cerrando fuerte los ojos voy a desear ser etérea. Y cuando lo consiga, me agarraré al viento y volaré junto a él. Volaré tan alto que nadie pueda agarrarme de un pie y gritarme sandeces sobre la responsabilidad y el deber.
En el momento en que mis pies dejen de tocar un suelo lleno de prisa, miedo, y colillas, dejarán de existir las estaciones, días de semana y las horas adecuadas para hacer tal y cual. Desearé ser libre y lo seré. Y en el caso de que ahí arriba no me dejen volar de nube en nube, pienso subir más alto, y saltar de estrella en estrella, donde nadie me domine. Allí donde nadie me impida buscar la estrella más pequeña, más brillante, la estrella más singular para guardarla en mi bolsillo, y llevártela en mi regreso.
Y una vez que haya flotado sola por el espacio, y se me haya olvidado hasta quien soy, volveré con más fuerzas que nunca, para aguantar todo lo que me venga de frente.



" Oh, oh o-o oo ooooh..."

jueves, 23 de diciembre de 2010

Todo se balanceaba.

Por primera vez he sentido lo que es el miedo real, lo he tocado con los dedos y se ha burlado de mí. Se ha apoderado de mi cuerpo de una manera tan horrible que más tarde, todo me parecía irreal. El miedo tiene cara, el miedo tiene miradas imposibles de sostener. Por un segundo he sentido la necesidad de desgarrarme la voz gritando de pánico. Quería coger las cinco últimas horas y arrugarlas y tirarlas cual papel. La impotencia crecía cada vez que un médico salía de la sala con cara de haber cumplido su trabajo, de haber manoseado otro trozo de carne más. Las complicaciones iban en ascenso. Y ahí seguía él. Con los labios pálidos, tiritones, delirios y sumido en anestesias.
No valían salas de espera, no valían cafés baratos, no quería sentarme en un sofá a esperar, ni quería aparentar más indiferencia y serenidad.
Además intentaba no pensar en esa frase que se repetía una y otra vez en mi cabeza. Joder, juro que he intentado no ser pesimista. Que he intentado poner madurez y fuerza en ésto, pero no podía ver más como la persona más importante de mi vida prendía de un hilo. Y el miedo me ha comido por completo... Y me siento extremadamente mal por ello.



viernes, 17 de diciembre de 2010

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Quattro

Nacen diez sonrisas por segundo que hacen mi ánimo subir y subir. Y siento un cosquilleo molesto pero agradable a su vez dentro de mí. Veo como se abre conmigo y él tampoco entiende por qué motivo lo hace. Pega patadas en mis pensamientos a recuerdos basura demasiado dañinos para ocupar espacio y se sienta él, con sus tonterías y su simpatía. Se mete las manos en el pecho y lo abre para mostrarme como en realidad es y cada metro que avanzo en la carretera de su vida me doy cuenta de que cada vez me parece más impresionante.
Siento la urgente necesidad de sentarme con él horas y horas a hablar de todo y de nada y bastarnos con ello. Se cuela en mi cabeza y yo en la suya, y otra sonrisa sale a flote.

Y vamos a 120 por la general, y no voy a pararme ni a respirar.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Escribo porque si no mi cabeza estalla

Dime con quién sueñas, y te diré qué sientes.






putamierdadesemanasqueparecennoacabaryquemesientomássolaqueunamierdaenmediodelagranvía :@@@

jueves, 16 de septiembre de 2010

IM THE CREATOR

Si tuviera que darle forma seguramente crearía algo semejante a él. Quizá le pondría añadidos de algún otro, pero él lleva gran parte de los ingredientes. Tiene la parte etérea de mi mitad monstruo mitad ángel. De mi creación. Me gustaría que fuera más valiente. Me gustaría que me enseñase a flotar sin despegarnos del suelo. Que se tumbase, me tumbase y nos quedásemos un tiempo muerto sin dejar de mirarnos, sin tocar, sin hablar. Quiero que mi monstruo dibuje montones y montones de sonrisas, que sea feliz y que sepa llorar sin vergüenza a dejar caer las lagrimas en mi blusa. Mi monstruo no tiene que ser guapo, ni alto, ni fuerte, me basta con que sepa el punto exacto de atención que necesito. Y mi ángel tiene que saber sacar pecho ante las tormentas y aunque le tiemblan las rodillas, no dejar que los problemas acaben con él. Quiero que mi monstruo sepa regalar caricias y escupir lo que sienta en cualquier momento. Y que mi ángel pueda volverse desenfrenado, violento e irresistible.
Al final, si aprendiese a dejarse llevar por fuerzas cósmicas, y me enseñase a soñar, entonces creo que ni la penicilina hasta hoy, ha sido mejor invento que él.







"Tell me what you know about dreaming."

martes, 7 de septiembre de 2010

Confesiones de una mente confusa.

No lo vi venir, no lo esperaba. No sabría explicar lo que fue y lo que para mí, eres ahora. No se si te podría mirar a los ojos, ni si me temblaría la voz al hablar. Tampoco sé si es mi culpa, si empecé yo. Tampoco te diría que te echo de menos, aunque lo hiciese. No te puedo decir que no te guardo rencor, tampoco lo admitiría. No te contaré lo que pasé. Sabrás, aunque no me guste, que casi cada partícula de este universo me recuerda a tí. No me imaginas, sonriendo irónicamente por cada promesa tuya que recuerdo, pero lo hago. Tú, cambiaste el guión y las rompiste todas. Quizá te reirías si te cuento los vasos de ron que te dediqué a partir de entonces, y los vicios que poco a poco adquirí. Seguro que no me reconocerías meses después, pues para mí y en mí mucho ha cambiado. Lo siento por tí si te molestó que empezaran a sanar las heridas antes de lo previsto, yo tampoco lo esperaba. Pero felicidades, sólo tú sabes abrirlas tan sutilmente. Y estoy preocupada. Porque te borraría de mis recuerdos, porque no te quiero ahí, porque te diría al oído lentamente que desaparecieses de mi vida, pero no encuentro el modo de hacerlo. Y al final, me da pena. Me da pena porque no siempre se encuentra una mentira tan perfecta como tu lo eras. Y no todos los días decides vivir de/por ella sabiendo que tarde o temprano la verdad sale a flote.




"A ti que te supo tan mal que yo me encariñara con esa facilidad..."

martes, 17 de agosto de 2010

LOST




A veces, la gente cambia. A veces, amanecen días feos. A veces, no todo es como esperabas. A veces, das pasos equivocados. A veces, dices lo que no tienes que decir. A veces, eliges a la persona equivocada. A veces, no puedes evitarlo...

lunes, 19 de julio de 2010

caresses, whispers & memories

Tengo, en un recóndito lugar de mi pequeña cabeza un baúl cerrado con cientos de candados. Siempre he tenido la singularidad de fijarme en cosas insignificantes a los ojos de cualquier otro. De recordar cada pequeño detalle sin importancia. Y todas esas partículas de 17 años de vida los guardo en el polvoriento baúl. Cada noche, se abre y me trae bonitos y dulces recuerdos que prepara mi subconsciente para sueños inigualables. Guardo detalles de personas... Sí, lo más bello de cada persona que plasma su huella en mi vida, lo tengo guardado cual tesoro y no me olvido nunca de ello. Son especiales. Lo son las pocas personas que han conseguido colarse en mis sueños y dejar una huella tan brillante como un faro en medio de la más oscura noche de invieno. Me he quedado con cada sonrisa, gesto y detalle hacia mí. Pero hay algo que no hay día que no pase por mi cabeza y me incite a sonreir en medio de la calle, clase, playa o donde quiera que me encuentre. Simplemente sonrio de repente. A veces incluso me siento idiota... Pero ahora sé que es algo grandioso. Y son una serie de cosas que no valoramos y que son tan necesarias como el respirar. Son susurros y caricias. Absolutamente todas las personas somos esclavos de ellas. La sensación que recorre tu cuerpo cuando alguien roza delicadamente tu piel o cuando te dice algo casi inaudible, pero lo oyes, y te estremeces. Cuando te mira durante unos segundos que parecen eternos y casi parece que está dentro de tí y sabe lo que estás pensando. Las personas que consiguen eso son creadores de ilusiones y más tarde recuerdos. Son líderes entre personas especiales. Son magos, pues consiguen cosas íncreibles. Todos necesitamos magos. Y todos tenemos un lider.





"Cuando todo está hecho para ser roto, yo sólo quiero que sepas quien soy."






lunes, 5 de julio de 2010

Arráncatelo

A veces me paro a pensarlo. ¿Y si mañana no hay mañana? ¿Y si al despertar las calles están inundadas por fuego y el nocturno silencio lo rompen gritos y llantos? Me imagino a más de mil personas corriendo en busca de un refugio, sin saber donde encontrarlo. Y yo, andando lentamente contracorriente voy mirando sus caras aterrorizadas. Me detengo en algunas, me detengo en rostros conocidos. Y me siento mal por sonreir al ver el miedo en su mirada, pero casi se me hace inevitable. ¿Cuantas veces caí de rodillas de dolor y pasaron indiferentes? ¿Cuantas veces ahogué mil resquemores en vasos de tubo? ¿Cuantas veces me sentí apartada y decidí hacer mi camino, sola? Tampoco creo que ahora fuese tan cruel hacer brillar una sonrisa. Ahora les tocaba a ellos. Y yo caminando entre el fuego, casi me sentía en casa. No había miedo, el calor no me abrasaba, los gritos no me aturdían y, ni siquiera, el odio me cegaba como de costumbre.
Al fin y al cabo, el tiempo nos pone a cada uno en nuestro lugar, nos da los frutos de un esfuerzo que un día sembramos y nos tirará las consecuencias de millones de errores que cometimos. Como he dicho, el tiempo nos cazará a todos. Eso te incluye. Capullo.