jueves, 16 de septiembre de 2010

IM THE CREATOR

Si tuviera que darle forma seguramente crearía algo semejante a él. Quizá le pondría añadidos de algún otro, pero él lleva gran parte de los ingredientes. Tiene la parte etérea de mi mitad monstruo mitad ángel. De mi creación. Me gustaría que fuera más valiente. Me gustaría que me enseñase a flotar sin despegarnos del suelo. Que se tumbase, me tumbase y nos quedásemos un tiempo muerto sin dejar de mirarnos, sin tocar, sin hablar. Quiero que mi monstruo dibuje montones y montones de sonrisas, que sea feliz y que sepa llorar sin vergüenza a dejar caer las lagrimas en mi blusa. Mi monstruo no tiene que ser guapo, ni alto, ni fuerte, me basta con que sepa el punto exacto de atención que necesito. Y mi ángel tiene que saber sacar pecho ante las tormentas y aunque le tiemblan las rodillas, no dejar que los problemas acaben con él. Quiero que mi monstruo sepa regalar caricias y escupir lo que sienta en cualquier momento. Y que mi ángel pueda volverse desenfrenado, violento e irresistible.
Al final, si aprendiese a dejarse llevar por fuerzas cósmicas, y me enseñase a soñar, entonces creo que ni la penicilina hasta hoy, ha sido mejor invento que él.







"Tell me what you know about dreaming."

No hay comentarios:

Publicar un comentario