Pero tú puedes llamarme...



Eme. La primera persona que realmente me conoció fue capaz de definirme con esta canción. Podría hacer una larga lista de adjetivos que harían que os imaginaseis como soy. Pero creo que me limitaré a seguir vomitando en  este rinconcito que creé ya hace algún tiempo y que ayuda siempre que necesito un poco de desahogo.  Bienvenidos a la total desnudez de mi persona.